31 Ene 2018

Ayudanos a ayudar

La gente de Tagmaorganización uruguaya sin fines de lucro, conformada por técnicos y profesionales que trabajan para construír y habitar el mundo de formas más sostenibles, estuvo detrás de la construcción de la primera escuela pública sustentable del continente, construída en febrero de 2016, en la localidad uruguaya de Jaureguiberry. Ahora, quieren construír una escuela sustentable en cada país de la región, y su próximo desafío, es levantar Una Escuela Sustentable Argentina, en la localidad de Mar Chiquita, al sureste de la provincia de Buenos Aires.

Se quiere lograr impulsar e implementar un modelo de escuela ,cuyo corazón sea un edificio autosustentable que minimice costos operativos y facilite aprendizajes significativos, sobre innovación y sustentabilidad para los niños y niñas que la habitan, y para la comunidad que lo rodea.

El edificio

El edificio de 270 m2, será levantado en tan sólo siete semanas, entre marzo y abril de 2018, y cumplirá con los seis principios centrales del método Earthship, desarrollado por el reconocido arquitecto Michael Reynolds, quién liderará la construcción junto a su equipo:

  1. Utilización de materiales reciclados en la obra (cubiertas, botellas de plástico y de vidrio, latas y cartón).
  2. Recolección de agua de lluvia para abastecimiento
  3. Energías renovables (paneles fotovoltaicos)
  4. Reutilización de las aguas dentro del edificio
  5. Acondicionamiento térmico pasivo (la temperatura se mantiene estable durante todo el año sin necesidad de fuentes artificiales térmicas)
  6. Producción de alimentos orgánicos en huerta interna y externa

En la construcción participarán más de 100 voluntarios llegados de todo el mundo para aprender el método constructivo y al mismo tiempo participar de esta experiencia única. Ellos trabajarán con la comunidad local, el equipo de Earthship Biotecture y el de Tagma, para construir el edificio en apenas 45 días.

El proyecto

El proyecto Una Escuela Sustentable Argentina, comenzó a principios de 2017, cuando identificaron a la localidad de Mar Chiquita como el lugar ideal para recibir esta nueva escuela.

Allí entraron en contacto con tres actores claves para el proyecto: la Asociación Civil Amartya, socios en el componente educativo comunitario del proyecto, el Municipio de Mar Chiquita, que brindó su respaldo institucional, y la comunidad escolar de la escuela N°12, que recibirá el nuevo edificio.

Durante este año y el que viene, trabajarán junto con Amartya en tres niveles: con los niños y niñas de la escuela N°12 y el equipo escolar, con sus familias y con la comunidad local, con el fin de lograr que se apropien del edificio y sepan aprovechar sus recursos al máximo, tanto desde el punto de vista funcional, como desde el punto de vista pedagógico, educativo y social.

Financiación

El proyecto Una Escuela Sustentable Argentina, tiene un presupuesto que supera los 400.000 dólares, y será donado totalmente al estado. Gran parte de esta financiación proviene de sponsors que han conseguido a lo largo del camino; Otra parte, la aportan con trabajo y apoyo logístico y material, el Municipio de Mar Chiquita, y los equipos de Tagma y Amartya. Otra fuente de financiamiento es la realización de cursos y talleres, que permiten compartir el conocimiento generado en estas experiencias. Además, suman esta fuente de financiamiento colectivo, que permitirá, específicamente, asegurar el trabajo educativo y comunitario durante todo el 2018 potenciando la apropiación del edificio por parte de la comunidad y el éxito final del proyecto.

Para esta última fuente de financiamiento, han pensado una serie de retornos que van desde lo local a lo virtual y que apuntan a difundir el proyecto y al mismo tiempo dar a nuestros colaboradores nuevos conocimientos.

La meta fijada por esta campaña esta directamente asociada al trabajo que su equipo desarrollará durante todo el 2018 para lograr la correcta apropiación del edificio por parte de la comunidad. Esto incluye talleres, reuniones, traslados, el desarrollo y la supervisión de un programa educativo, y una propuesta comunitaria, que conviertan a la nueva escuela en un motor de cambio para quienes la habitan y un centro de innovación para el pueblo que la rodea. ¡Mientras más nos acerquemos a la meta, más tiempo podremos trabajar en este objetivo!

La colaboración particular, está al alcence de todos, ingresando a: https://www.indiegogo.com/projects/ayudanos-a-construir-una-escuela-sustentable#/

10 Ene 2018

Un lavarropas argentino que funciona sin agua

lavarropas nimbus

Nicolás Araya (Córdoba) y Andrés Vuksanovic (Salta), compañeros de la carrera de Diseño Industrial de la Universidad de Córdoba, son los creadores de un lavarropas industrial en seco, que utiliza dióxido de carbono como solvente de lavado. Es una propuesta que pretende hacerle frente a la problemática ambiental actual y principalmente a la escasez de agua. Siga leyendo

23 Ago 2017

Tótem Domus de Servicios

totem domus

En respuesta al requerimiento formulado por el área de mantenimiento central e instalaciones de Volkswagen Argentina presentamos el anteproyecto de un Tótem Domus de Servicios (TDS), proyectado para su montaje en columnas de naves industriales.

Las funciones que integra el TDS comprenden una pileta con grifo de comando robotizado, un secamanos robotizado, un dispenser de agua potable fría-caliente, de accionamiento mecánico de seguridad, dimensionado para la carga de termos, un contenedor de residuos y espacios para el alojamiento momentáneo de efectos personales de los usuarios. Siga leyendo

6 Jul 2017

Ecoladrillos: Cómo se hacen y utilizan

ecoladrillos

¿Qué son los ecoladrillos?

Los ecoladrillos son botellas plásticas rellenas con residuos plásticos, papel de aluminio, utilizados para la construcción.

Es una solución simple a un problema complejo. Nos permite reutilizar plásticos reduciendo la cantidad de desechos que pueden terminar en basurales y a la vez generando un material de construcción a un costo nulo. Es un buen aislante térmico, acústico y antisísmico. Siga leyendo

11 May 2017

Primera escuela autosustentable de Latinoamérica

earthship

El arquitecto norteamericano Michael Reynolds, conocido como “el guerrero de la basura”, y fundador de Earthship Biotecture, será el encargado de llevar adelante el proyecto de la primera escuela autosustentable de Uruguay.

Luego de una visita a Jaureguiberry (Canelones, Uruguay), donde se asentará la escuela, se determinó que en noviembre de 2015 se comenzará a construir. Reynolds estará al mando de un equipo de arquitectos y voluntarios, en un proyecto que durará aproximadamente dos meses.

michael-reynolds

© Documental 'Garbage Warrior'

El establecimiento (con una superficie de 270 metros cuadrados) será autosuficiente en cuanto a la generación de electricidad, calefacción y agua corriente. Contará con paneles solares y un sistema de recolección de aguas pluviales destinada al uso para la cocina, el baño y el riego de los invernaderos. También, dispondrá de un sistema de tratamiento del agua residual para ser reusada.

La escuela será construida a partir de materiales reciclables como latas, botellas de vidrio, envases plásticos y neumáticos. Por supuesto, está concebida de manera que interactúa armoniosamente con su entorno, aprovechando el uso de la luz natural.

earthship

Una de sus tantas obras del Arq. Reynols

El edificio, además de ser una institución educativa, funcionará tambiéncomo un invernadero para cultivar alimentos orgánicos, gracias a sus 
cualidades ecológicas.

La escuela contará con tres salones, dos baños y una huerta orgánica ubicada.

earthship-uruguay

Plano de la escuela. earthship.com

La iniciativa es  apoyada por organismos estatales y por organizaciones sin fines de lucro que promueven la reutilización de neumáticos. El costo total será de 400.000 dólares, que serán aportados por la organización de Reynolds “Earthship Biotecture”. Para poder obtener fondos, se organizará un concurso académico sobre el tema, a partir de una matrícula que deberán abonar los participantes.

Con este proyecto, el arquitecto Reynolds pretende generar mayor conciencia ecológica en un país donde el reciclado de residuos no se ha incorporado como temática en la enseñanza a nivel masivo.

La idea es demostrar que lo que termina como material de desecho, tiene un valor y hay que dárselo. Si se comprueba que una botella, una lata o un neumático se reutilizan en un proyecto edilicio, empezarán a tener valor juntarlas.

Fuente:  República
Fuente:  Earthship