Beneficios de la robotización sanitaria

 

1. Los usuarios no necesitan compartir pulsadores con el prójimo.

En un sanitario público, el accionamiento clásico consiste en presionar un pulsador o una palanca, donde el usuario deja su impronta. Esta podría contener bacterias, gérmenes, etc., que serán transmitidos al próximo usuario. La robotización elimina el desarrollo de esa cadena de contagios: si nada se comparte, nadie se contamina.

2. Las válvulas están siempre cerradas, salvo uso.

En efecto, las válvulas son normal cerradas, lo que garantiza el uso racional del agua: nunca se derrocha una sola gota de agua. En el caso de los inodoros, el usuario puede rozar un soft touch que produce una media descarga para evacuar líquidos: otra manera de racionalizar el uso del agua.

3. Los artefactos están siempre evacuados.

La descarga de los inodoros no depende de la voluntad (o mala voluntad) del usuario: luego de su uso, el inodoro siempre se descarga, dejando al artefacto en perfectas condiciones. En el caso de los mingitorios, la descarga sistemática, una vez usado, evita el desagradable olor a orina, habitual en los sanitarios accionados con pulsadores manuales que los varones, por aprensión o desidia, no tocan.

4. La ubicación de los sensores en el techo evita el vandalismo.

Si nada se puede tocar, nada se romperá. Esto garantiza a los usuarios la disposición permanente de los equipos, y al prestador del servicio, el costo en uso nulo.

5. Todos los sensores están conectados a la red eléctrica.

La tecnología no agrede al medio ambiente usando pilas.

6. La tecnología es Industria Argentina.

Eso implica una inmediata disponibilidad de los productos, asistencia personalizada a los proyectistas e instaladores en todo el país, y presencia en obra.

7. Garantía de por vida.

Electrónica digital de última generación, inaccesible para los usuarios, válvulas solenoides preparadas para trabajar en las peores condiciones hidráulicas (presión excesiva, alcalinidad, partículas en suspensión, etc.) le otorgan a nuestros productos una vida útil creciente con el tiempo: por eso tienen garantía de por vida.